Después de las declaraciones de Quique Setién en donde sacó a relucir un lado de Messi que no se conocía, Ronald Koeman, su sucesor, dejó en claro que representa la pula en su equipo.

A continuación la nota de diario Sport que le realizó a Ronald Koeman

Cuando le nombran entrenador del Barça, Messi estaba más fuera que dentro del club. Usted fue a hablar con él. ¿Qué ocurrió en aquella conversación?
Ya me habían dicho que Messi estaba descontento. Hablamos en su casa. Me dio sus razones y yo le expliqué qué es lo que yo podía cambiar: fui sincero, le dije que lo único que yo podía cambiar eran las cosas de fútbol; mi trabajo, mi sistema de juego, su posición en el campo, su importancia como jugador. También le dije que las cosas que él tenía con el club yo no podía cambiarlas. Al final, quedarse fue decisión suya.

Pero usted le convenció.
Bueno, acabamos hablando de cómo hay que presionar al rival… la sensación que tuve con él siempre fue buena. Es algo importante, porque Messi me ha demostrado ser una persona ambiciosa, que siempre quiere ganar cosas, que quiere seguir siendo el mejor, aunque haya tenido sus problemas con el club.

¿El equipo sigue dependiendo demasiado de Messi?
Yo quiero lo mejor para el equipo. Y lo mejor para el equipo es que Leo esté bien, como está ahora, enchufado y muy metido. Lo demostró el otro día, contra el Betis, cuando entró en la segunda parte. El equipo tiene que aprender a buscar lo mejor para el propio equipo, pero a día de hoy el Barça ha sido, es y va a ser mejor equipo con Messi que sin Messi.

También que tuvo que dar varias bajas, entre ellas la de Luis Suárez. ¿Le dolió?
Es más agradable decirle a Pedri que va a jugar contra el Madrid que comunicar ese tipo de decisiones. Hablé con el club, había que cambiar cosas. Siempre se puede debatir todo, pero en todo momento dejé claro que el jugador que decida quedarse, sería uno más en la plantilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *