En un partido lleno de polémicas en donde fue participe el VAR, El Clásico se fue para los merengues. El Real Madrid venció al Barcelona por tres tantos contra uno en el mitico Campp Nou.

El arranque del primer tiempo fue frentico, a los 4 minutos tras un pase filtrado de Karim Benzema, el uruguayo Valverde definió cruzado superando a Neto, marcando el primer gol del partido y del Madrid.

La reacción del Barcelona no tardaría en llegar. A los 9 minutos, Lionel Messi realizo una jugada que tiene automatizada: pase en profundidad para Jordi Alba, el lateral izquierdo llego hasta el fondo y lanzó el centro, en el área estaba Ansu Fati, quien impactó la pelota y dejó sin chances a Courtois, uno a uno.

La primera polémica se dio a los 23 minutos. Lionel Messi comenzó a apilar jugadores del Real Madrid hasta llegar al área, allí el volante central, Casemiro, lo derribó tras puntear la pelota. El arbitro, Juan Manuel Munuera, no marcó nada, desde el VAR lo revisaron pero determinaron que fue un choque producto del robo.

En el segundo tiempo el partido fue más chato, sin el ritmo del primero, el partido se definió en una polémica. En minuto 62, en córner en ataque para el Madrid, se produjo un agarrón del Lenglet sobre Ramos, quien cayó derribado en el área. En primera instancia, el juez dejó seguir y no cobró penal. Pero el VAR llamó a revisión, y allí el juez rectifico su decisión. Penal para el Real Madrid, que fue convertido en gol por el mismo jugador que le cometieron la falta, Sergio Ramos.

Al final del partido, en el minuto 89, Luka Modric, tras dejar desparramado a Neto en el área, sentenció el partido poniendo las cosas por 3 a 1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *